Close

Nuestros Libros

Desencarnación, El Regreso al Origen Cósmico

definitivo ok.001

La Raza 33- Un Puente Sagradola raza 33 libro foto

 

“Todos tenemos una inmensa fuente de sabiduría que hay que enlazar con ella. Todos somos seres que venimos del universo y que hemos encarnado en infinidad de mundos y de razas. Ahora hemos elegido la humana por una razón muy puntual que debemos ir descubriendo según avanza nuestra vida”
– Anael –

Este Libro es producto de los recuerdos, investigaciones y viajes conscientes a lo más profundo de mí Ser cósmico y multidimensional. Tiene el propósito de explicar tu Origen Estelar, las razones por las que has decidido encarnar en este momento. El fin es activarte, dando un nuevo sentido al día a día, resignificando todo lo que eres, descubriendo cada parte, de arriba hacia abajo, es decir, desde el Ser Estelar hacia esta última proyección de la materia. Somos Conciencias estelares acompañando al nacimiento de esta raza, La Raza 33.
También encontrarás un Puente creado para ti. De un lado se encuentra una realidad con cuerdas, fibras arcaicas atadas a creencias lineales, cuya carga aprisiona tu esencia. Del otro, existe una realidad conectada a múltiples formas e hilos cósmicos, donde puedes crear tu propia realidad y Ser quien en verdad eres. Lo podrás cruzar si practicas el conocimiento que hay en este libro, cada día de tu vida, con voluntad, constancia y, sobre todo, con amor; amor del más puro nivel, amor hacia Ti y hacia todo hálito de vida.
¿Quieres cruzarlo? Te invito a que me tomes de la mano y demos un paseo, juntos, hacia un lugar muy especial que te llevará a vislumbrar un conocimiento más profundo sobre ti mismo.
La orilla está muy cerca, solo has de saber mirar-te y re-encontrar-te.

 

 

 ÜR, raza 33, el Viaje

Libro para el ámbito familiar

UR

 

ÜR. la raza33 – el viaje

Y un buen día, muchos creímos que los niños cambiarían el curso de la historia de la humanidad. Ningún adulto nos puede hacer cambiar, pero un niño… nuestros niños Sí. Ellos pueden transformarnos en un instante, tan solo con una mirada, pero sobre todo con su abrazo, con sus preguntas y con sus certezas.

Esta es la historia que un día contamos a los adultos y que hoy es indispensable que se extienda a todos los niños de este reino, por una razón muy importante: primero para que siempre la recuerden, y segundo, para que la cuenten.

Un día nos levantaremos después del sueño y todo estará en orden. La Luz de cada corazón es sagrada, seamos conscientes y consecuentes con ello. Comencemos el Viaje.

Lyra de 11 años entabla una conversación con una Voz Estelar. Ambos profundizan en valores importantes y necesarios para el desarrollo de la conciencia de la Humanidad.

https://youtu.be/uDcedNRkBSkhttps://www.youtube.com/watch?v=Ca8y6eGD4o4

El Despertar

Todos tenemos un Origen Estelar y somos almas que surcan el Universo cumpliendo nuestros propósitos. Anael,(Ana Belén Motto) como otros seres profundamente espirituales antes de ella, debió sortear un complejo proceso transformador para adquirir la plena consciencia de quién era y de cuál era su misión en la Tierra que habitamos. Al describir ese proceso no sólo pretendo arrojar luz sobre el génesis de Origen Estelar sino también narrar una historia en la que muchos encontrarán una fuente de inspiración y entenderán que, definitivamente, nuestro verdadero hogar está en las estrellas, de las que hemos partido un día con la misión de convertirnos en parte del concierto universal de consciencias que Dios ha creado en su infinita bondad y magnificencia.

Autora: Elder Lavergne

El Cristo que habito
El Cristo que Habito

Mucho se ha hablado y se ha escrito acerca del Cristo, de su vida y de su nueva venida, y en verdad os digo que Él o Ello, nunca se fue.
Es el momento de comenzar a desterrar memorias históricas e incorporar nuevos conocimientos que nos den una visión más amplia acerca del significado de la Energía Crística. Fuente que rige nuestro entramado Universal.
«Todos tenemos una energía Crística y todos podemos llegar a desarrollarla. Está en nuestras manos».Anael